Libro

Nuestro programa de lectura

Datos del libro


Viñeta

Septiembre 2019 | Autor salvadoreño (opcional

Titulo de libro

Jimmy Hendrix toca mientras cae la lluvia

Autor

Carmen González Huguet

País

El Salvador

Año de publicación

2004

Número de páginas

23

Inicio de lectura

20/09/2019

Fin de lectura

26/09/2019

Sinopsis

Jimmy Hendrix toca mientras cae la lluvia es un monólogo de 23 páginas de la escritora salvadoreña Carmen González Huguet. Fue publicado en la antología de cuentos centroamericanos Puertos abiertos (2011) de Sergio Ramírez y se han realizado varias lecturas dramáticas de la obra en teatros de San Salvador. Con Jimmy Hendrix toca…, Huguet nos presenta con un ejemplo conciso de la transmisión de la pos-memoria y nos representa la intimidad de los espacios y de los escenarios donde se transmite la memoria de una generación a otra.<br /> <br /> La escena principal es una conversación entre una mamá e hija que son inmigrantes salvadoreños en una ciudad de los Estados Unidos. La mama, dueña de un salón de belleza, le hace un manicure a la hija mientras miran un programa de televisión sobre Woodstock. Afuera, llueve. La música del concierto, los cantantes como Janis Joplin, Joan Baez y Jimi Hendrix y la lluvia despiertan, en la mamá, una serie de recuerdos sobre la represión y la violencia de la guerra de los 80 en El Salvador. <br /> <br /> Vemos como la mamá reconstruye la ciudad para su hija con detalles sobre las calles, los edificios como la Universidad de El Salvador, y con información sobre cómo moverse en la ciudad:<br /> <br /> "…Se iba en la once, y se bajaba por la Escuela España... de ahí caminaba sólo un pedacito, y ya estaba en la U... había que enseñar el carné en la entrada... te lo pedían los guardias... los guardias nacionales... no, vos no te acordás de nada... nunca viste un guardia. Era bien peligrosa esa época. En San Salvador, había unos desvergues bien feos. Ibas por la calle y de pronto, oías un gran relajo de balazos y bulla, y salía toda la majada corriendo, o todos nos tirábamos al suelo... Yo me quitaba los zapatos y a salir corriendo en medio del desmadre... no, con tacones no podía correr, me hubiera quebrado una pata... "<br /> <br /> Por otra parte, la madre es consciente del “olvido” que representa su hija y trata de llenar los huecos de “memoria” que percibe en ella:<br /> <br /> "…Porque después vino la parte más yuca de todo, cuando comenzaron a aparecer quince, veinte, veinticinco cadáveres diarios... muchos estaban irreconocibles... y las madres andaban buscando a sus hijos entre los muertos... y los zopilotes engordaron porque comían cadáveres todos los días... no tenés idea... era horrible."<br />